DELIRIOS DEL DESPERTAR
Actualizado en Madrid, a 01-11-02.
Imagen
DELIRIOS DEL DESPERTAR
 
DELIRIOS DEL DESPERTAR
   
(DESPLACE EL RATÓN HACIA ABAJO)
Pedro Jubera García 2002
imagen
Dedicado a José Vicente, Ignacio, Luisa y Javier: Ilustres colegas y queridos compañeros de cadenas, yo siempre estuve libre, sólo jugaba a dejarme atrapar.



Dedicado a las damas que se pasearon por mi alma y a las que se pasearán: queridas guerreras de la luz, vuestros ojos y vuestras voces fueron faro y fuente a través de tormentas y desiertos. Agradecido, os deseo volar lejos, volar alto, volar libres. Salud!



Dedicado a mi padre, que me enseñó a trabajar duro y en serio.



Dedicado a mi madre, que me enseñó a vivir alegremente y con el corazón ligero.



Dedicado a Manuel Sacristán,con gratitud, maestro en el cielo de los ateos.



Dedicado a José Ángel Valente,con gratitud, maestro en el cielo de los poetas.



Dedicado a Miguel Menassa,con admiración, por poeta y por sabio.



Dedicado a los caídos por la verdad, la justicia y la belleza, porque, a la larga, siempre triunfan.



Dedicado a los héroes olvidados, porque sobre sus hazañas pasadas construimos nuestras vidas y nuestros sueños.





imagen
PRÓLOGO OCTUBRE 2002

Sobre los Delirios del Despertar tengo que decir que vienen a ser una crónica poética de un doble éxito. El primero de ellos, de carácter profesional, trata de cómo sobreviví limpio y triunfante a una rutina atroz de avaricia y estupidez mientras me probé a mí mismo como subempleado de una firma de abogados cuyo nombre no citaré, rutina a la que puse fin presentando mi dimisión completamente fortalecido, encantado y orgulloso de haber demostrado que un Poeta puede, si las circunstancias de la producción de su destino lo exigen así, encorrearse el pellejo con una corbata, poner en cautividad provisionalmente su fiereza y torear pirañas y ratas cuando de esos bichos toca hacerse cargo.

El segundo de los éxitos, en este caso personal, se refiere a la superación definitiva de mis fantasmas erótico-amorosos que por una época habían interferido mortalmente historias abortadas al poco de nacer, fantasmas todos hijos de haber visto desfallecer entre mis propias y en ese momento incapaces manos la inteligencia y la hermosura de una joven promesa de musa sacrificada a la normalidad pequeño-burguesa. Superación provocada en estos meses por el acontecimiento de una joven de insuperable brío y hermosura, y aunque esa joya no haya sido para mí, fue un privilegio contemplar su brillo, su aroma de victoria. Y sobre todo, que haya rehabilitado mi corazón para la pasión.

Por lo demás, mi oficio, en el que aún me desenvuelvo en el grado de aprendiz, mi oficio decía de poeta revolucionario, me obliga inexcusablemente a amar la vida y animar al combate a todos aquellos, todas aquellas, que padecen sobre sus carnes, sobre sus almas, algún tipo de cadena o correa. Y con eso, todos tranquilos, porque mi fe sigue siendo la alegría a pesar de todo y a pesar de algunos. Lo único que algún avance me está tocando asumir. Me refiero a que, por desgracia, la Poesía tiene una presencia social minoritaria, apenas potencial revolucionario a gran escala. Es por eso que he decidido sumar a la Poesía la canción de autor, y en ese sentido este pasado septiembre empezaron mis clases de guitarra y poco a poco espero ir puliendo mi habilidad en el uso de ese arma guerrillera que será mi manera de no sólo conseguir mucho, mucho dinero y muchas, muchas mujeres, sino también, y sobre todo, de servir con mayor eficacia a la causa de la liberación de mi pueblo, que como bien sabéis, queridos compañeros y camaradas, es el Pueblo Trabajador.Salud!
imagen
PRÓLOGO MAYO 2002


Querido lector, querida lectora:

Escribo este prólogo mucho, mucho antes de terminar el libro que ahora te ofrezco,quizás porque en el libro que ahora te ofrezco se habla de las cosas mucho, mucho antes de que sucedan o de que no sucedan.

Este prólogo lo escribo, por lo tanto, sobre la marcha de componer la totalidad y quizás eso lo haga especialmente significativo del rumbo de esa totalidad, que aún palpita en la medida en que el combate entre vientos y barrotes lo permite.

Puedo decirte que algunos nortes actuales en mi vida y mi escritura son el amor, la libertad, el conocimiento, la belleza, la pasión y el humor, y podría seguir pero tampoco nos alarguemos.

Creo que en mis versos encontrarás, primero, amor a la vida, principalmente a la mujer, y ahí agradezco a todas las que, desde siempre, me abrieron el corazón y / o la bragueta y ahí hicieron y deshicieron a su antojo, y, segundo, encontrarás también un fuerte ánimo de combate político y ya que mi posicionamiento en esas cuestiones es radicalmente incorrecto para la oficialidad pensante, mejor no explico más.

Puesto que redacto este prólogo, como te decía, mucho antes de terminar el libro al que servirá de presentación en su momento, lo mismo haré con el epílogo y de este modo me imagino que lo que estoy haciendo es marcar límites, perfilar mi mirada y anunciar de antemano el origen y el destino de este canto, que no deben ser otros que tu alma, querido hermano o hermana de los vientos bravos, porque su virtud ha de ser la de servirte de espejo para que encuentres en ellos los nombres de tu vida y de tu destino que se te escapan de ordinario, por padecer, como todos padecemos, algo de la Guerra, algo del Hambre, algo de la Estupidez. Por lo demás, disculparme por el tono quizás un poco pretencioso de esta última frase y desearte buen viaje y próspero porvenir.
Imagen
A Paola, hada de sueños y versos.







Extraviado por el camino

de los héroes,

el sol latía en esta

pregunta:

¿Cuándo volverás, princesa?

Tú, que dijiste: "Ni loco,

ni idiota: poeta".

¿Cuándo volverás?

Sé de tu presidio,

pero, instruido como atleta

del alma,

y sobre este caballo mío

de batalla, la poesía,

sobre este caballo mío

de victoria, la poesía,

rescataré del silencio

las aguas santas

de tu nombre y tu

brisa,

y que tu beso

libere de fantasmas

esta tierra.
imagen
Me pregunto, a veces,

si la belleza será abolida,

definitivamente extirpada del

mundo y de los sueños.



Me pregunto, a veces,

si la belleza sobrevivirá a los

necios,

sobrevolará las trampas,

o agonizará hasta la

muerte en la cruz o

tras los barrotes.



El miedo, el miedo,

cómo llovía el miedo

en las fauces de la noche.



Y nada, nada podía hacerse

salvo correr y esconderse,

llenos de espanto los labios,

correr y esconderse

del silencio y de sus

fieras.



Es grande la maldad

que invade el mundo,

es grande el horror que

nos corroe.



Pero un latido luminoso

permanece subterráneo

en las venas de las sombras,

un latido luminoso y

una voz incólume

que proclama despiadada

la condena de los cuervos,

de los infames,

la derrota de los que

pretendieron prohibir, un

día, la risa sobre

esta tierra.


Y esta victoria de la

luz sobre el silencio,

del canto sobre la noche,

es promesa que salva,

es alma que se defiende,

es fiera y brava poesía

emergiendo de la mierda,

la mentira y sus secuaces,

es un brío de justicia y

venganza saludable,

es la muerte del tirano,

es triunfo y es honor.
imagen
Algo que decir tengo

en provecho de los

hombres,

algo que pensar tengo

en provecho de las gentes,

quizá vientos salados

del mar de las pasiones,

quizá hambre de justicia,

quizá sol

hecho pedazos.



Padezco el destino de los

poetas,

padezco el amor por el fuego y por los

cantos,

y probada mi fe en

las noches y laberintos,

al final queda una marca

para seres venideros.



Eco de libertad,

pasión en marcha,

promesa de tierra libre

y para todos,

perdí el nombre a través

de las batallas,

y quedan de mí estos

versos que son tuyos y

de todos.



Poesía campeona del

amor sobre las ruinas,

poesía hermoso ángel

hermano de la trinchera,

cantas por boca del tiempo

y atraviesas las infamias,

como barco decidido

pones proa hacia el deseo.



Y aquí plantas cielo virgen

para árboles humanos,

y traes lluvia de verdad

para almas malheridas ,

y revientas los barrotes

con tu sonrisa de perlas,

y bebemos en tu luz

el cantar de los valientes.
imagen
A Ella.







En tu mirada,

promesa de

dichas y

vientos y

sol,

al fin pude aprender

que no hay vida

sin amor.



Duramente aprendí

a vivir entre los

hombres, mis hermanos,

entre las mujeres,

mi pasión,

y entre todas

te pretendí única

dueña de mi

corazón.



Y tú volaste

sobre este alma mía como

prado para tus alas,

sembrado por tu

risa como espuma

de oro verde,

como mar latiendo

bravo.



Por tí ha sido descubrir

junto a mi voz

afilada y rebelde,

un pequeño sol

que alimente las

mañanas con

la esperanza de tus

besos y tu piel suave.



Amada mía,

amada, guerrera

joven y recia,

atrevida dama

de las batallas y

las victorias,

por tí deseo a cada

hombre,mi hermano,

una dicha tan perfecta

como habría sido

tu mano en mi

hombro,

mi labio sobre

tu labio,

y tu cabello inundando

de mares de azul

y gracia

estos versos

que te canto.
imagen
Aquel que

verdaderamente

ama la belleza

sabe que en cada

humano hay un

hermano.


Aquel que

verdaderamente

ama la verdad

sabe que en el

corazón de cada hombre,

de cada mujer,

laten los corazones

de todos los hombres,

de todas las mujeres.


Por eso, aquel que

verdaderamente

ama la belleza,

aquel que

verdaderamente

ama la verdad,

aquel que os digo

ama entonces,

necesariamente,

la justicia,

porque sabe

que cada humano

asesinado

es la muerte de todos

nosotros,

sabe que

cada humano

exhausto es la

noche de todos

nosotros y sabe que

cada humano liberado

es el futuro de todos

nosotros.
imagen
A la miseria entogada.A la justicia burguesa.









De 10 a 2 y de 4 a 8

encarcelo mi alma en

gris oscuro,

me pongo las ilusiones a la

altura de las suelas,

reduzco mi corazón

a la talla de mis jefes.


(Los sueños se lamentan,

pero es que son ingenuos).


De 10 a 2 y de 4 a 8

de lunes a viernes

salvando los festivos

que como todos sabemos

son como los días de

permiso en las guerras

o el patio en las

prisiones:

uno se los pasa entre

las sombras de lo que

dejó y de lo que

le espera.


(Las manos se enfadan,

pero es que son impacientes).


De 10 a 2 y de 4 a 8

me pongo la correa,

asexúo mi carne.


(El cuerpo se rebela,

todavía hay que enseñarle).


De 10 a 2 y de 4 a 8

renunciamos a vivir.

Nos arrastramos con diligencia,

estafamos y somos estafados

con profesionalidad,

salvamos el buen nombre

de nuestra corporación:

le lamemos las botas

al gran criminal,

volvemos la mirada

ante el desharrapado.


(La justicia se duele;

no comprende, todavía,

las razones).


Nuestro porte distinguido

de buitres desalados

se envidia entre los

otros reptiles

sabihondos: jueces,

notarías,fiscales,

profesores, hijos todos

de la misma carroña

infinita.


(La gente se queja,

pero es porque no sabe).


Los sueños,las

manos, los cuerpos,

la justicia y la

gente barrerán

la miseria

de este fin

de la Historia.


Para que la Historia siga,

tranquila y

con tino:

paz y pan,

por siempre,

para todos.
imagen
A Ella.







Como lobo encelado

o indio que ataca,

aullé desmedidamente,

atravesado por tu

mirada inmensa

y tu voz de joven

diosa sólo accesible

a los valientes.


Este brote de luz,

este pequeño brote

de luz y la esperanza

de un mundo para todos,

eso pude compartir contigo,

esa pudo ser nuestra historia:

tus ojos y tu voz,

de águila y pantera,

mis ojos y mi voz,

de llama y viento

libre,

y así pasearnos esposados

por galaxias y orillas de

justicia,

tu rostro radiante por el

sol de primavera,

y mi canto templado

al calor de las estrellas.
imagen

Algo que decir que ilumine

una verdad,

algo que decir que haga latir

un poco de belleza,

y este anhelo, este

anhelo permanente,

como herida siempre abierta,

como luz que guía y amo,

como viento desmedido en

las velas de mi canto.
imagen
Un verso definitivo

y verdadero quisiera

tocar para liberar

mi alma y la vuestra

de la mugre, del

silencio, del horror

permanente de la

sangre inocente.


Un verso cósmico

que ampare la belleza

y la verdad de las

lluvias terribles de

las armas malvadas.


Y poco puedo a veces,

mi voz,como todas

las otras,

no es difícil de

acallar por el absurdo

poder de las cadenas

y las llagas.


A veces temo que

mis ojos no vean

nunca la justicia,

y que mi alma nunca

encuentre paz,

pero alguna inteligencia

pretenderé, también,

en las derrotas,

algún amor salvaremos

de los naufragios,

algún pájaro tendrá

nido en nuestro abrazo.
imagen
A Ella.







Con todo tu cariño

me reventaste el

corazón, ahí donde

tenía el valor y el

futuro.


Con todo el cariño

quedé desangrado

sobre el suelo y se

hacía difícil erguirse

ahora, cuando tantas

otras veces había

soportado infamias y

látigos sin apenas

conmoverme.


En fin, qué

gran derrota,

qué gran fracaso.


Pero aún por sobre

esta pena puedo decir,

en verdad:

bendita seas,

bendita.


Las mujeres como

Tú sois , como el

sol o los mares ,

el mayor prodigio de

la Creación.
imagen
Poesía,

caballo de batalla

en esta guerra nuestra

por la liberación de

nuestros sueños,

tu eterna pasión rebelde

fue tantas veces nuestra única

arma frente al

silencio uniformado,

cuando sobre el mundo

llovían huracanes absurdos

de estupidez y dolor,

cuando los cómodos y los cobardes

tenían la pólvora y el veneno,

Poesía, tú fuiste

en este tiempo nuestro,

faro y horizonte

para bandear

las tormentas,

pozo secreto en el

centro del desierto,

flor apasionada

crecida fuerte a la

sombra de los átomos

asesinos.


Y aunque vimos también, Poesía,

que a pocos tocaba tu

magia,

que a pocos tocaba tu

alma,

y hombres y mujeres

se perdían en negocios

con la peste, la

locura y la ruindad,

creímos en Tí, Poesía,

bandera y vela,

luz y viento,

y en esta hora

de victoria, en esta hora

de poner las manos sobre

los días que prometiste,

ahora brindamos por Tí,

Poesía,

permanente río de vida,

estrella perenne,

nombre verdadero del milagro.
imagen
A Ella.







La esperanza tuvo

que armarse,

de alguna manera

aprendió a hablar.


Un hombre,

un destino,

y tú que te me escapaste

como paloma más

allá de las muertes

que apresaban mis manos.


No era tanto, al

fin y al cabo,

con lo que soñaba.


Amar y ser amado

en un mundo justo

y libre.


Pero había sangre

para todos o por lo

menos silencio para

todos y amar

tenía sus dificultades

y riesgos,

la justicia no era

conveniente

y todos temían la

libertad:


los amos, por temer a

perder y volverse humanos,

los esclavos, por temor

a vencer y volverse

humanos,

por temor a conocer

mundos más allá de

sus cadenas.


A tí te conocí más

allá de mis cadenas,

y llevé tu nombre en

mis labios como flor

afilada frente a todos.


No era tanto, al

fin y al cabo,

con lo que soñaba.


Pero esta noche

dormirás lejos de

mí,

quizás arropada

por mentiras de

medio pelo o sables

oxidados o cualquier

otra niebla o noche o

fraude.


A tí te conocí

más allá de mis cadenas y

esa aura tuya

que brillará siempre como un

puro milagro y te hace

resplandecer como estrella

en los sueños de un ciego,

ese hechizo tuyo

de divina gracia y

exhuberante sensualidad

me será siempre

inolvidable.
imagen
A veces toca triunfar

sobre la barbarie de

los poderosos;


otras, hay que evitar

la estupidez

de los sometidos.


Ser sencillo gorrión

entre misiles,

tierno canto amaneciendo

sobre el caos sangriento

de esta hora.


A veces toca amarse

y no saber,

a veces nos atraviesan

el pecho rinocerontes

enfurecidos

o se hace presente

esa magia que promete

palacios para los poetas.


A veces el abismo

nos sonríe y otras

atroces venenos penetran

por nuestros poros

y golpean duramente

nuestra fe en el futuro.


A veces es bello amarse

en primavera,

pasear en paz

y construir puentes

sobre las cenizas.


Y entonces, ¿qué

decir o qué callar

cuando no hay

luces o ropa

que se interpongan

entre los latidos?


¿Qué amar al borde

de liberarnos

y conquistar una orilla

suficiente y nueva?


Puedo dibujar

el perfil de mi esperanza

y decir:

ahí está mi nombre.


Quise besar

apasionadamente tus

labios para decir:

ahí está mi

Patria.


Esta noche hace frío

y el viento golpea fuerte

en nuestras almas.


Lobos y ratas acechan y

hay miedo también.


Pero permanece vivo

este fuego de versos y

verdades abierto al

infinito brillo de

nuestra venganza.
imagen
Busqué horizontes más

allá de todos los

mapas porque en casi

todos los mapas que me

ofrecían, la

esclavitud era, al final,

el tesoro al que uno

se condenaba.


Y así te elegí, Poesía,

como mar permanentemente

embravecido frente a la soberbia

de los poderosos,

frente a la desesperanza de los

sometidos.


Era jodido sobreponerse

a los horrores de la vulgaridad

asesina,

de la mezquindad rastrera,

era jodido desentrañar los

laberintos que nos condenaban

a una infravida de "metro-

trabajo-dormir".


Había anzuelos clavados

muy dentro del corazón.


Pero también había vientos

que alcanzaban la misma

profundidad, vientos que nos

levantaban la mirada hacia

soles más allá de la estupidez y

la avaricia.


Y sobre todo, vientos

que traían el nombre de tierras

más allá del miedo y el dolor,

más allá de la humillación y

el sufrimiento.


Y fuera de ser verdugo o

víctima, fuera de ser

halcón o presa,

partí con pan, partí

con vino, y partí con versos

a jugarme el pellejo en cada

amanecer.


Porque sabía, sabía, que una exitosa

integración en la clase media

madrileña no podía ser un horizonte

demasiado interesante

ni bonito para

gastar la única vida

que se me había

concedido.


Aprendí a hacerme cargo del

horror de las cadenas,

y, poco a poco,

superarlo.


Aprendí a hacerme cargo del

horror de los venenos,

y, poco a poco,

hacerme inmune.


Y así quedó la Poesía

como proa enamorada de las

más altas cumbres: Paz,

Abundancia, Libertad.


Por eso, sólo a los guerreros,

sólo a las guerreras,

puedo respetar:

aquellos y aquellas con fe

suficiente para creer,

a pesar de todo,

a pesar de todos,

para creer, digo,

en la convivencia,

en la cooperación,

cuando la misión común

es capturar sueños de luz,

para creer en una hermandad

victoriosa entre todos

los enamorados apasionados

de la Libertad.
imagen
Para crear uno,

dos, cien guevaras

en este tiempo cibernético-

espacial,

en esta tierra demasiadas

veces enfangada en las mentiras

y los delitos del poder,

demasiadas veces aturdida por

monos mudos, sordos y ciegos erigidos en

tiranos del alma popular;

para crear uno,

dos, cien guerrilleros

heroicos en nuestro

aquí y ahora,

tendremos que poner

los petates repletos

de palabras bien cargadas,

aprender a apuntarlas

certeramente y disparar

sin piedad

ráfagas de

vida para todos.


Para crear uno,

dos, cien guevaras

tendremos que

guardar en el

chaleco, en el

bolsillo que cubre el

corazón,

una foto de los

hijos que tendremos,

tenemos o tuvimos,

para que su memoria

y su futuro sea

forro antibalas,

faro en la niebla

y voz frente al silencio.


Para crear uno,

dos, cien guevaras

en este tiempo entrampado

en la política basura

radiotelevisada a todas las

horas para todas las

mentes,

tendremos que aprender

a sonreírnos en el

espejo,

mientras maquillamos

nuestros sueños de

verde, marrón y

negro,

como lo exige el

camuflaje del

combate cotidiano.


Para que entre la

ciudadanía se levanten

cien, mil, un millón

de héroes y heroínas insurgentes,

tendremos que construir entre todos

una esperanza

con la proa de titanio,

afilada y noble como la

espada del samurai,

porque nos llenarán

la piel de cicatrices,

el alma de moratones,

pero no detendrán jamás

nuestro latido

apasionado.


Para que el cuerpo

y el espíritu de

ese porvenir que añoramos

estén alimentados de lo

mejor,

para que a todos les llegue

la dignidad y el futuro,

proclamamos aquí y ahora

la paz revolucionaria y

de conquista de unos

tiempos mejores.
imagen
Sólo cabe dejarse

poseer por esta

pasión constructiva

y de combate,

por este saberse

mortales y por

tanto sujetos

a un tiempo,

a un lugar,

aun cuando en

ese tiempo,

en ese lugar,

no sean posibles

la paz y el

pan para todos,

los versos y las

verdades para

todos,

y sólo a unos

pocos les toque

la llama

de la ambición

por un horizonte

libre,

por un mar

bravo y una

hermandad de

fuego entre todos

los currantes y

currantas del

mundo.


Conciencia de Pueblo.

Conciencia de Pueblo Trabajador.

Conciencia de Pueblo Trabajador en Lucha.
imagen
Contemplo una extraña

desnudez de huesos,

de nombres olvidados en

la sombra de un sueño.


Cierto sentido de la hermandad

y de la justicia me distingue

de los látigos y de las

heridas.


Y yo conjuraba tu nombre

como una amenaza

contra mi propia

avaricia, mi propia

estupidez.


Contemplo una extraña

desnudez de huesos,

como nombres olvidados en

la sombra de un sueño.


Sólo unos metros se

interponen entre la sangre

y nuestra casa.


Titánicos estertores

de un amor que se

diluye,

empezamos el siglo

arrastrados por el fango.


Se nos prohibió la tierra,

se nos condenó a la guerra,

todos contra todos

hasta que nadie sobreviva.


Pero cierto sentido

de la hermandad

y de la justicia permanece

oculto en las manos

de los niños,

cierto himno imparable

a punto está de romper

la mañana de este

tiempo.


Contemplo una extraña

desnudez de huesos,

banderas agitadas al

son de otros tambores

hijos del honor y del

pan para todos,

hijos del futuro,

hijos de la paz.














Tener una vida

interesante y bonita

también significaba

tu mirada entre mis

manos como luz

perenne y viento santo.


Tener una vida

interesante y bonita

también significará

arropar niños por la noche

o tomarles la lección

para la escuela.


Tener una vida

como hay que tener

significa, también,

cuando hay peleas,

ponerse del lado

de los débiles

para ayudar a los débiles

a conquistar sus propias

victorias, y escupir,

decididamente,

en el rostro pútrido

de la mentira,

patearle el culo a

los cobardes,

desafiar a los idiotas,

cuando la mentira,

los cobardes o los idiotas

van armados y no nos dejan

vivir.
imagen
Como joven aprendiz

de Buda

salté los muros de

mi palacio y busqué

entre las gentes el

amor y la verdad.


Conocí pirañas y tiburones,

almas oscuras y

santos derrotados.


Había también mujeres

por los caminos.

Trocitos de mi corazón

se fueron llevando

a cambio de un

nombre tatuado en

mi destino.


También encontré

que era jodido ganarse

el pan para aquellos

que tenían, bajo pena de

inanición,

que ganarse el pan.


Y así, había hombres

y hembras a miles

que para sobrevivir

tenían que dejarse

ultrajar a diario

y desenfrenadamente.


Compartí con

ellos, también,

algunas tardes

cuando anduve

por el mundo

de los hombres.


Su mirada estaba

derrotada y yo

les decía: " Si

vuestra mirada

está derrotada,

entonces, estáis

definitivamente condenados,

estáis definitivamente

vendidos a la malicia".


Por mi parte,

contaba a mi

favor con habilidades

piratas para sobrellevar

los desaires,

y también,

con más

pan del que necesitaba y

más vino del que necesitaba ,

y en fin,

todo lo hacía por

aprender, por conocer

el mundo de los hombres

más allá de los muros

de mi palacio.


Y aquí estoy ahora,

brindando con vosotros

con exquisitos versos,

a la orilla del

mar de nuestro futuro,

dando vivas a las luces

de la verdadera santidad:

amor, amistad y lucha,

amor, amistad y lucha,

amor, amistad y lucha

hasta reventar

todas las cadenas

que recorren el mundo

y aprisionan las almas.
imagen
Juega raro,

a veces,

el destino.


Como,

metido en

las tripas

de Lucifer,

irse a encontrar

con el tesoro del

amor.


Como trabajar por 12 horas,

cobrar por 4,

y así conocer

las grandes

verdades

del mundo

que nos tocó

vivir.


Juega duro,

a veces,

el destino.


Pirañas

embrutecidas

por el odio

nadando

a todo lo que dan

sus pequeñas aletas,

hacia abismos de

pus y mierda,

nos enseñan

cuál no es

nuestro nombre.


De alguna

manera,

sangrar oro,

sembrar triunfo en

esta hora

de enigmas.


Ésa, nuestra oportunidad.


Juega en broma, a veces,

el destino.


A mí, que amo

las grandes tierras,

los grandes cielos,

los grandes mares y

los grandes cantos,

me tocó aceptar unas cadenas

pequeñas

y tristes

sólo para saber de la pequeña

y triste vida de tantos hermanos y

hermanas, encadenados,

inexcusablemente

y a perpetuidad,

a la ruleta rusa

del horror asalariado:

en el empeño de ganarse

la vida,

uno se deja el

alma o el cuerpo

o la vida toda en

las fauces de esa bestia.


Y sobre eso

estoy obligado

a decir: "no-se-resignen-no-

se-conformen. Esta-es-la-vida-

que-tienen.

NO LA DEJEN PUDRIR

DE LÁTIGOS Y LOCURA."
imagen
A Ella.







Aquí estoy,

de nuevo,

ante el papel

en blanco,

ante la mirada

fértil de los

hombres venideros.


Fértil porque en ella

siempre hay

cielo abierto, viento libre,

frente a tantos,

tantos y tantos

callejones cotidianos.


¿A qué aspiro,

pues?

Ya lo decía:


"Amar y ser

amado en

un mundo justo

y libre".


Según los encargados

de desinformar y someter,

parece que hoy no

ha sido, para el

mundo,

un día

más cerca de la

justicia.


Y, desde

luego,

hoy no ha sido,

para mí,

un día

más cerca

del amor.


Y uno se pone triste

y encima el médico

le tiene prohibido el

alcohol.


Uno se pone triste y

no queda otra que

aguantar.


Pusiste brillo

para cada una

de mis horas,

incluso las del barro

y la confusión.


Pudiste bautizar

de luz cada hueso,

músculo y nervio

de mis sueños.


Pero nada de

eso, ya, pasará.


Aquí estoy,

de nuevo,

ante el papel

en blanco,

ante la mirada

de los hombres

venideros.


Y os tengo que decir,

que para los que

quisimos ser capaces

de luchar hasta el fin

por la justicia,

incluso para los que

aspirábamos a esa templanza

ante cualquier horror o adversario

que hubiera que enfrentar,

incluso para esos,

nos pasaba,

que, a veces, nos enfermábamos,

gozosamente de amor, o gozosamente

de desamor.


Porque, ciertamente,

algunos de entre nosotros, de tanto

pelear y hacerlo tan bien,

verdaderamente llegaron a ser

hombres de hierro.


Pero eso digo, hombres de

todas todas,

privilegiadas víctimas

de la inteligencia y la

hermosura de las mejores

guerreras, compañeras de

batalla.
imagen
Que no me

alcanzó este

alma para

tocarte los labios,

que llevaba las

entrañas presas

por flores de

muerte y espanto.


Desfilaban en las

mañanas muertos

de sepulcro blanco.


Por sobre mis

sueños revolaban

malas aves de

asco y llanto.


Que no me

alcanzó este

alma para

tocarte los labios,

para romper las

cadenas que te

alejaron de

mis manos,

para apartar

la tiniebla que

enturbió nuestras

miradas,

para embravecer

los vientos y

sembrarlos de

palabras que fracturaran

el compacto callar

de los asesinos,

la noche

canalla de los

bandoleros,

la bandera

ruin de los

idiotas armados.


Que no me

alcanzó este

alma para

amar más allá

de balas y de

mentiras.


Que no me

alcanzó este

alma y por eso,

sencillo,

la cambio

por estas palabras

marinas

bravas hasta

donde yo no

pude,

olas que van

a nacer

en la orilla

de tus labios.
imagen
Para Patricia, mi linda gringa.









Verdaderamente,

fue una tregua bendita

tenerte a mi lado,

como un río de vida en los

tiempos del fuego.


En estos días de jugar

duro y fuerte,

tu mirada azul y traviesa

se me hizo una caricia divina

sobre este alma mía,

ya acostumbrada al áspero tesón que

cualquier soldado necesita si

aspira a vivir y vencer.


Tu mirada azul y tu cabello

rubio,

como oro santo más allá

de la avaricia de los perros,

como fuente limpia donde

beber the pure joy of life.


Y todo esto,

este pequeño milagro de tu

alegría a mi alrededor

por estos pocos días,

no es sino otro nombre del

Infinito Humano,

quiero decir,

de todo aquello por lo

que peleamos,

Belleza, Verdad y Justicia,

en una guerra donde está prohibido

matar y morir.


Pues esta es la magia al alcance

de nuestro

espíritu y nuestros

brazos:

a pesar de la lluvia y

el frío de los tiempos

que corren,

construir un latido

que inunde de paz las venas

del mundo.
imagen
Un himno quisiera

componer.


Juntar palabras cuyo

recitado hiciera retumbar

los cimientos de las

tiranías o provocar

lluvias de besos o

liberar las almas

de los oyentes.


Un himno quisiera

componer,

ser capaz de alguna

magia o hechicería

que animara a los

valientes

para navegar

más allá de las trampas

y el silencio.


Amparar en mis

palabras un poco

de sol y aire libre

para las almas

urbanas.


Triturar las cadenas

y escapar de los

espantos,

desterrar la mentira

y aliviar al exhausto.


Un himno

quisiera componer

con palabras para

combatir a fondo

y para construir

bien alto,

para alejar las

costas de tiburones

huraños.


Un himno quisiera

componer

para armaros en las

peleas y para brindar

como hermanos en las

noches, como ésta,

de victoria.

imagen
Forjé mi alma en

la caza, en la caza y

el combate, hasta

llegar a ser joven

y tierna presa en el

blanco de los tigres,

hasta llegar a ser

débil víctima de

la noche y el

silencio.


Y todo por fraguar un

canto capaz ante cualquier

dolor, cualquier

batalla.


Y todo por curtir mi

piel ante cualquier

flecha, cualquier

veneno.


Y así, yo quería

ser bravo como el Ché y

tú eras hermosa como

Marilyn,

y uno se preguntaba:

¿el Ché enamorado ya

no más sería el Ché?


Sin embargo, puedo

decir que en lo que

a este canto se refiere,

no sé si a la bravura

de Guevara llegaré;


puedo decir, que en cuanto

a tí se refiere ,

en realidad,

dejabas atrás a todas las

Marilyn;


puedo decir,

que al mismo

tiempo que soñé tus labios

como mi patria y mi fe,

sol para mis mañanas

e himno para mis

triunfos,

al mismo tiempo que

eso,

puedo decir también que,

la Roja,

fue, es y será,

por siempre

y hasta la victoria,

mi Bandera.
imagen
¿Nos dejaremos hundir

en el asco y el

miedo y así

cobardes y silenciosos

ser no sólo

víctimas sino sobre

todo cómplices

de los poderosos?


¿No es ésa

la manera que

tiene la ruindad

de someter, de

alistar en sus

filas a los prisioneros

rivales atrapados

en las batallas?


NUESTRO MIEDO ES SU ARMA


No debemos callar

como otros no

callaron ni ante

la horca ni

ante el cuchillo,

como otros no callaron

ni pararon su marcha

por sobre todos los

dolores cuando

la libertad era

la meta y

la recompensa,

la venganza,

la derrota

de las cadenas,

la ruptura

definitiva de la

noche de la ruindad.


Una palabra

enfrentada al

capitalismo nada

puede.


Un par de manos

enfrentadas al

poder tiránico

siempre pierden.


Pero muchas palabras

y muchas manos,

de hecho,

todas las palabras y

todas las manos,

quiero decir las tuyas,

las mías y las del

otro,

todas esas palabras

y esas manos

pueden combatir duro,

pueden construir fuerte,

y pueden reventar de gozo

nuestros sueños hasta

hacerlos realidad,

hasta hacerlos caminar

por el mar que tanto amamos.
imagen
Sólo puedo decir

que pretendo ser un

hombre capaz de

asumir su propio

destino teniendo

como ideales la

Belleza,la Justicia y

la Verdad.


Sólo puedo decir

que en el camino

de eso,

bastante salud,

bastante dinero

y bastante amor

pretendo conquistar.


Sé que esos no son

caminos fáciles, que

tocará mucha lucha y

mucho sacrificio.


Pero, en general,

en el de continuo

tembloroso equilibrio

entre el miedo y la

ilusión,

en mi caso,

casi siempre, casi siempre,

sale ganando la esperanza.


Sé que esos no son

caminos que se recorren

solo, porque para que

cada trabajador,

cada trabajadora,

como yo mismo soy,

salgan victoriosos,

se requiere la unión

de todos los trabajadores,

de todas las trabajadoras.


Sé que este decir arriesgado,

valiente y verdadero es

poco comercial y susceptible

de censura y hasta persecución,

según los casos,

por cuanto cada explotador, cada

explotadora,

teme que sus esclavos

sean capaces de alguna

inteligencia, alguna

estrategia,

alguna capacidad de

combate.


Sé que este decir es

arriesgado,

pero necesario.


De esta manera,

en esta vocación

me lo juego

todo, por cuanto

me veo impedido,

para la traición,

la rendición y el

desaliento.


Y todo eso toca

demostrar en los hechos,

en el ejercicio de nuestra

capacidad para la lucha

y las victorias,

en el ondear bravo

de nuestro decir rebelde.

imagen
Podríamos preguntarnos,

ateridos de frío y

de miedo,

sobre las fuerzas

de la Poesía frente

al capitalismo

asesino.


Podríamos preguntarnos,

temblorosos,

sobre las posibilidades

de la Inteligencia y

el Valor

ahora que la mezquindad

pudre los espíritus

y los cuerpos han

perdido sus capacidades

de gozo y de saber.


Podríamos preguntarnos

por todo eso y,

sinceramente,

responder:

no lo sabemos.

No sabemos si

la Hermosura se

sobrepondrá a las

guerras y el hambre,

no sabemos si,

finalmente,

el hombre será

amigo del hombre

y hasta de la mujer.


Pero podemos decir

que esa incertidumbre

no nos detendrá,

no impedirá que

apostemos todas

nuestras fuerzas,

en un genuino

acto de fe,

que apostemos todas

nuestras fuerzas

a la sagacidad

de nuestras mentes,

la agilidad de nuestras

manos,

la pasión de nuestros

pechos y al acero de nuestros

versos revolucionarios.
imagen
Ahora,

que el serrín rellena

la cabeza del

mundo,

ahora,

que el cemento

amuralla el

pecho de los

hombres,

ahora,

que las ratas

se reparten el

cielo,

ahora es la

hora de la

Poesía.


Ahora que el

cobarde

tiene excusa y el

culpable coartada,

ahora que los

altares se

nutren de la

sangre del

justo y su

sueño,

ahora que

no llegan

las palabras

para tanta

mentira,

ahora es la

hora de la

Poesía.


Ahora que los

jueces amparan

al ruin,

ahora que

llamamos sabio

al inepto y

ladrón al santo,

ahora que

los gusanos

llevan corona,

ahora es la

hora de la

Poesía.


Ahora,

que la esperanza

se hundió en el

silencio,

ahora,

que los niños

juegan en los cementerios,

ahora,

que la soberbia

del necio afila

su guadaña,

ahora,

que pusieron correa

a los vientos,

ahora,

que la sombra del verdugo

enturbia las olas,

ahora es la

hora de la

Poesía.


Ahora

que el combate

parece perdido,

ahora, que la bandera

es blanca y

los heridos

muchos,

ahora,

que el condenado

firma su propia

sentencia,

y al lado de su

nombre escribe:

"Resignado y

conforme".


Ahora,

que no hay

tierra para

tanta sangre,

ahora y para todos,

¡aquí está la

Poesía!
imagen
Benditas sean tus

manos,

joven obrero o

empleada,

bendita la euforia

que te lleva a

soñar con mundos

más allá de tus

cadenas,

con vientos libres

más allá de los

barrotes.


Bendito ese

entusiasmo

revolucionario

de luchar por

el pan ,

para todos,

por el techo,

para todos,

por versos y

verdades para

todos y cada

uno,

todas y cada

una.


Las fuerzas de

la Poesía invoco,

las fuerzas de la

Poesía,

y no temo el

decir de los

poderosos, no

temo el

decir de los

miserables,

porque sé que

cuento con vosotros,

joven obrero o

empleada,

con vuestras

manos diestras

y vuestra piel

curtida,

hechos vuestros

pechos de acero

y vuestra palabra

de fuego,

hecha vuestra

lucha para la

victoria y la

luz.


Mañanas de seda

os aguardan,

mañanas de seda,

y ahí os espero

sonriente,

joven obrero o

empleada, para

un abrazo

fraterno en el

comienzo de

la Historia.
imagen
EPÍLOGO MAYO 2002



Como ya avisaba en el prólogo, redacto también este epílogo mucho antes de terminar el libro al que corresponde, pero bueno, si siento que éste es el momento de escribirlo, éste será el momento de escribirlo.

Lo más importante que querría decirte antes de que te vayas es lo siguiente: a mí me ha correspondido el asunto de producir esta obra, ahora es asunto tuyo el hacerla circular. Me explico algo mejor. Escribir y publicar este libro a mí me ha costado tiempo, dinero y esfuerzos. Y tú te has beneficiado gratuitamente de eso, de mi deseo de compartir estos versos que a poco que contengan unos gramitos de belleza, ya no son míos, sino como las flores o los vientos, de todos y para todos.

Lo que ahora empieza es tu responsabilidad. Lo primero que tienes que hacer es escribirme un mensaje a jugak@hotmail.com diciendo que leíste el libro. No hace falta que des tu opinión si no quieres. Obviamente, si lo haces, pues mejor, yo te lo agradezco, pero en principio y como mínimo me conformo con un simple "acuse de lectura" que, recuerda, será toda mi remuneración por el trabajo realizado (remuneración moral, pues, por si no ha quedado claro, leer mis páginas y mandarme mensajes es completamente gratuito, que nadie se crea que uso los trucos de la tele).

Bueno, ésa es tu misión número 1. Tu misión número 2 es recomendar mis páginas al menos a DOS personas más. Quiero decir que, lo mismo que alguien se acordó de tí con cariño y te hizo llegar la recomendación que tú has usado leyendo las páginas, tú también pienses en alguien más y le invites a visitar el libro.

A tu conciencia queda cumplir mis peticiones o no, confío en tu generosidad y tu valor, y bueno, ya que yo traje las flores, riégalas de vez en cuando. Saludos,

PEDRO
imagen
SOBRE EL AUTOR Y SU OBRA


Me llamo Pedro Jubera García y nací en Madrid en 1975. Soy abogado y estoy especializado en la asesoría de empresas.

Delirios del Despertar quiere decir despertar de nuestras potencias vitales: pensamiento, emoción, acción y apasionamiento. Despertar y puesta en marcha. Y delirios por cuanto, en lo que de poético tiene este empeño, aquellos y aquellas entrampados en la patológica y dolorosísima normalidad pequeño-burguesa, huirán despavoridos pues tienen a los poetas (a los buenos, no a los inofensivos) por locos poseídos o idiotas peligrosos.

Delirios del Despertar inicia una serie, cuya continuidad me ilusiona pero que no puedo garantizar, de libros poético-digitales que iré poniendo a tu disposición siempre que tenga noticia de tu correo electrónico, querido lector o lectora. Al utilizar este soporte de Internet no pretendo ejercer de alternativo respecto a los rigores del mercantilismo contemporáneo en lo que a las artes se refiere en general y a la literatura en particular. Simplemente, mis ocupaciones profesionales y académicas no me han dejado hasta ahora tiempo ni fuerzas para adentrarme en el mundo de las empresas editoriales y los concursos. Eso también explica que leas mis versos en unas páginas de uso gratuito y no en unas compradas por mí. Responde eso a que a día de hoy no me pude enterar de cómo se hace para tener páginas en propiedad. Lo digo sobre todo porque con seguridad sobre mis versos pululará algún tipo de publicidad de la que el proveedor es responsable.

Delirios del Despertar se inspira, sobre todo, aunque no sólo, en mi experiencia como currante y broken-hearted entre los meses de septiembre de 2001 y agosto de 2002. Se inspira en esa experiencia siendo el más allá de esa experiencia, algo que quedará como la libertad mayor que me fue posible en ese tiempo. Algo me ha sorprendido en la composición de este libro (que está relativamente fuera de mi control) y es que no hay rastro de dos acontecimientos que en realidad casi podríamos decir que son los más importantes de ese período. Me refiero, primero, a un accidente de coche en el mes de enero volviendo de Barcelona hacia Madrid de madrugada. Ahí estuve a puntito de matarme y aunque ningún verso salió de eso sí descubrí que morirse no es para tanto, el problema es que te duela. En definitiva, que la nada no es amiga ni enemiga, es sencillamente la nada. Por otra parte, que se sepa que yo no conducía. Y, segundo, a una crisis nerviosa por exceso de trabajo (desde Octubre´01 ejerzo como subasalariado superexplotado de lunes a viernes y como lumpemproletario los sábados y domingos)que me tuvo tres días ingresado a base de Tranxilium y mierdas así.

Para decir algo más de mi poesía, puedo añadir que para mí representa un camino de liberación, en tanto creo en una suerte de efecto purificador que la belleza ejerce sobre las almas, y que de alguna manera desemboca en un decidido amor a la vida. Y creo que esa estética genera también una ética. Algo así como que una verdadera sensibilidad artística, bien llevada, está hermanada con una ética, también liberadora, que compromete a la lucha contra las cadenas propias y ajenas. Quizás porque los humanos en libertad sean bellos, y cuando se les divide en amos y esclavos, puaggg, eso da asco.

Digo lo de verdadera sensibilidad por desmarcarme un poco de los sibaritismos de la estupidez de los suplementos culturales así como de los farsantes populares para quinceañeras fanatizadas y similares macarras u horterillas (a los que envidio, por otra parte y como tantos otros, su cuenta bancaria y su presunta facilidad con las fans, ¡mayores de edad, por supuesto!).

Y digo lo de bien llevada porque siempre hay gente que se estrella contra su propio crecimiento, hace negocio con lágrimas de cocodrilo o pierde la cabeza por exceso de riqueza o exceso de pobreza.

Frente a eso y para terminar se me ocurren algunas frases que regalo para quien las quiera como lema o amenaza:

"El futuro pertenece a los que ni se rinden ni se venden"



"Una idea debe permanecer fija en nuestras mentes, pase lo que pase y le pese a quien le pese. Es la idea de la Liberación. Una pasión debe vivir, siempre, en nuestros corazones. Es la pasión por la Revolución".


"Los más grandes cantos permanecen vivos ante los peores enemigos, frente a las mayores adversidades. En la voz de aquellos hombres, de aquellas mujeres, en donde es dado el nacimiento de ese decir, se simultanea una exquisita sensibilidad estética y un alma forrada en acero."

Un saludo de Pedro Jubera García.

jugak@hotmail.com
imagen
DELIRIOS DEL DESPERTAR


Recital de Poesía Revolucionaria
de Pedro Jubera García

Presenta: Jorge Cancio Meliá

ORGANIZA: RED DE ARTE JOVEN DE LA COMUNIDAD
DE MADRID

MIÉRCOLES, 2-OCTUBRE-2002

20:30 HORAS

SALÓN DE ACTOS DELEGACIÓN TERRITORIAL DE LA
ONCE

C/Prim 3 <Metro> Chueca
MADRID